• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Unión Magdalena
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Por: Osvaldo Zulbarán

Muchos creyeron que el recién ascendido de visitante contra el subcampeón actual del fútbol Colombiano iba ser un partido para perder fácilmente. Un partido para que al equipo bananero lo dejaran en ridículo y hasta muchos apostaban por una goleada.

Pero esto es fútbol, a veces se olvida ese pequeño detalle, los hombres, el juego colectivo y una idea de juego clara recortan la diferencia entre los rivales.

PRIMER TIEMPO CON AUTORIDAD Y JERARQUÍA

Tolima con presión alta, utilizó la banda izquierda defensiva del Unión Magdalena para hacer daño. Era la banda donde hacían superioridad, eran profundos con el extremo, el volante y hasta con el lateral. Aprovechando siempre la deficiencia en fase defensiva de Contreras.

Se veía llegar el gol si no se corrige ese defecto, pero resultó que el gol no vino en jugada, sino por la intervención del VAR.

Tiro de esquina, cabezazo hacia atrás y la pelota golpea en el brazo de Gomez, la interpretación arbitral fue penal, para mí no. Ejecutó Rangel y gol, minuto 13 y ya se decía: se los dije nos van a golear.

Pero los hombres del equipo Samario se tomaron el partido. Empezaron a arrinconar poco a poco al equipo local, le ocuparon el medio campo con actitud, con presión, con garra y con fútbol.

Hinojosa guiaba al equipo Samario, se juntaba con Sanchez, con Contreras y el equipo se comenzó a acercar. Merodeaba el gol, pero faltaba ese paso para llegar con más claridad al arco del Tolima.

No puedo  olvidar el gran primer tiempo de Lora, sigue demostrando su evolución. Es un jugador que aprieta, que siempre está donde debe estar y que desde atrás le da esa claridad para sacar el equipo. Un jugador con movimientos tácticos interesantes a la hora de presionar, el respaldo de muchos.Pero el fútbol a veces es justo. Tiro de esquina, la defensa del Tolima despeja y le queda a James Sanchez, que como venía, saca el disparo que se fue adentro, golazo y merecido empate.

CHEQUERA VERSUS HUMILDAD

En el segundo tiempo todo comenzó como terminó el primero. Un equipo como el Unión manejando con calma el deseo del rival de atacar por las bandas y tratando de hacer daño cuando podía.

Pero el equipo se emocionó, lo hacía tan bien que pensó que era la oportunidad de ganar al flamante subcampeón del fútbol Colombiano.

En un ataque por el centro se equivoca Lora en el pase y le dio la facilidad para que en lo que más le gusta hacer, transiciones rápidas, el Tolima le hiciera el segundo.

Perdíamos pero sin renunciar a lo que se vino a proponer. Digno de Orgullo.

El Tolima tiene un equipo de lujo y lo demostró cuando sacaba un titular y entraba otro que puede ser mejor. En cambio el equipo Samario lastimosamente no tiene una nómina para poder hacer esos cambios tan necesarios en el futbol y mas en el estilo de juego de Silva. Un equipo, con presión, con intensidad, con mucho ida y vuelta que con los minutos lógicamente se desgasta.

Perdimos un partido en el que jugamos bien, pero me llena de orgullo ver a mi Unión Magdalena jugar con el alma, con orden, con el deseo de ganar, de buscar el partido.

Este equipo me emociona, ojalá y se comience a ganar para que el esfuerzo se vea recompensado. Dormiremos los Unionistas tranquilos, sabiendo que el trabajo se está haciendo.

A LA  HINCHADA DEL UNIÓN MAGDALENA

Hinchas del ciclón:Este equipo merece que lo acompañemos en el estadio. Este jueves llenemoslo y apoyemos a estos jugadores que sudan la camiseta como cualquier hincha, sienten estos colores como propios y que muestran compromiso.

RECONOCIMIENTO Y BAJA CALIFICACIÓN

James Sanchez fue la figura del equipo. Incansable, jugador que conecta con todo el equipo, la bujia Sanchez ha demostrado lo que vale en este comienzo de temporada.

Contreras tiene una baja calificación. No cumple en la fase defensiva y hoy sí que se noto, en la ofensiva viene teniendo altibajos, esperemos que tome el ritmo, lo necesitamos en su nivel.Cuidado con Edilberto Gomez, un jugador aguerrido, pero a veces se pasa, debe tener cuidado porque en cualquier momento le pueden sacar la roja, el VAR está ahí, esperando la oportunidad. Con garra, pero con precaución.