• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Selección Colombia
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura
Sé que tenemos opción matemática, pero futbolística hoy no la tenemos.

Por: Osvaldo Zulbarán

Lo más cómodo para un técnico puede ser depender únicamente de la inspiración de un puñado de jugadores para generar juego ofensivo, pero así, no se va a un mundial.

DECEPCIÓN

Esta vez, algo impensable puede ocurrir, todo parece indicar que esta vez Colombia se quedará en casa ,viendo el mundial por TV.

Un partido en el que se presagiaba un triunfo en casa, debido a que el rival traía muchas bajas importantes, pero todo no es cómo lo pintan.

Estoy en contra de esa frase lapidaria que muchos hinchas dicen «ese equipo no juega a nada» pero lo de hoy en Colombia es lo más cercano a esa triste frase.

SOLO CON ACTITUD Y CORRIENDO NO ALCANZA, FALTÓ FÚTBOL

Colombia tuvo actitud, corrió, metió, jugadores que no tienen la costumbre de recuperar la pelota hoy lo hicieron, pero faltó lo más importante; el fútbol de generación.

Ese fútbol donde creas espacios para dañar al rival, ese fútbol de combinaciones, ese fútbol de bandas en donde la superioridad es fundamental para ser lo más profundos posibles y aprovechar  esos espacios que un equipo como el peruano nos negaba a conceder por la propuesta que hizo.

Lo de hoy es lamentable, vimos un equipo que se dedicó a tirar centros sin sentido, haciendo figuras a los centrales rivales y al cancerbero rival.

Los cambios que hace el técnico nadie los entiende, cuando a Rueda se le daña el plan inicial queda nublado y el revulsivo que toma siempre es equivocado .

SE AGOTA TU TIEMPO RUEDA

Estoy decepcionado, porque pensaba que esta era la oportunidad para un técnico como Rueda en la selección Colombia, pero partido a partido se me ha acabado ese pensar y lo peor es que ha sido con muchos argumentos futbolísticos.

Del juego no queda más nada que decir, una selección sin ideas y otra con un juego claro de esperar y contragolpear, tuvieron una y fue gol. Ospina es responsable, pero nos salvó tantas veces, que uno como que no se detiene en ese detalle que hoy nos tiene por fuera del mundial.

Sé que tenemos opción matemática, pero futbolística hoy no la tenemos. El tiempo se agota y con él, este proceso Rueda.