Por: Osvaldo Zulbarán

El partido empezó con dominio total de Millonarios; presión alta, intensidad y juego por las bandas, pero sin ofender a Nacional.

Millonarios era dueño del partido, Nacional no podía ejercer control del balón y por eso se veía incómodo en la cancha.

La lógica indicaba apostar por un gol de Millonarios, pero el fútbol es de meter la pelota en el arco rival y no dejarsela meter en el propio: Sencillo y a la vez complicado.

NACIONAL SIN SUFRIR EN EL CAMPÍN

La posesión era casi exclusiva de Millonarios, pero sin ejecutar bien la última jugada, el equipo poco a poco se desgasta, siempre será mejor ser prácticos. Nacional no sufría el partido.Cuando pensaba que Nacional no tenía forma de inquietar, por banda izquierda se ejecuta una pared -esa que tanto le hacen bien al fútbol y poco se ve- disparo de Ángulo, tapada de Montero, rebote a los pies de Guzman, remate fulminante y gol. Eficacia máxima del verde.

SEGUNDO TIEMPO: (BIS)

El segundo tiempo fue un espejo del primero, con un Millonarios con la posesión del balón, tratando de hacerle daño por las bandas al Nacional, pero sin seguir encontrando el camino.

Nacional fue un equipo que quiso en este segundo tiempo controlar más el medio campo, pero al final el empuje del Millonarios hacía que el Nacional aguantara con su defensa el partido, seguía sin sufrirlo.Pasaba el tiempo y los cambios por ambos lados llegaban, pero nada cambiaba. Un Nacional esperando en campo propio y un Millonarios intentando por las bandas, tirando centros, pero sin claridad.

LA EFICACIA TIENE SU RECOMPENSA

Y claro con un equipo con tanto talento cualquier transicion rapida era aviso de peligro. Ya en el epílogo del partido en una de esas transiciones hace el segundo, hasta ahí llegó el clásico de la tercera fecha de esta Liga Betplay 2022-1.

Vimos  un Millonarios con su juego habitual, pero un Nacional muy efectivo y jugando a las transiciones, extraño pero real.

El equipo de Gamero se nota limitado por las bandas, no es el mismo equipo del año pasado, cuando vuelva Roman se espera mejorar ahí, un refuerzo no caería mal.

La figura del partido sin dudarlo es Felipe Aguilar del Nacional.