UNIMAGDALENA ofrece talleres de Ciclo de Formación al Entorno Laboral

Con el objetivo de mantener un desarrollo de permanencia, participación y aprendizaje en los estudiantes de los programas académicos, la Universidad del Magdalena a través de la Dirección de Prácticas Profesionales realiza en convenio con el Servicio de Aprendizaje –Sena- regional Magdalena; talleres de formación que desde la oficina de Servicio de Empleo y la de Formación Complementaria, certificará a los jóvenes con habilidades personales y profesionales en el éxito en la vida laboral.

Lo que ante se llamaba Pre-practicas, hoy en día se denomina Ciclo de Formación al Entorno Laboral, y busca facilitar al estudiante su integración al mercado profesional, fomentando el desarrollo y comportamiento en sus destrezas a través de actividades experienciales. Cabe resaltar que esta nueva propuesta ofrece horarios flexibles a los estudiantes para que puedan cumplir con los tres meses de preparación que dura todo el ciclo de formación.

La administradora magister, Betsy Manjarres Fernández, jefe de la Dirección de Prácticas Profesionales, destacó la importancia  de trabajar con el Sena teniendo en cuenta que este convenio ayuda en la formación de los estudiantes previamente al ingreso a la vida laboral. “Lo que buscamos es guiar a los jóvenes antes de ingresar a su proceso de prácticas, ya que para muchos es su primera experiencia después de su formación académica”.

El programa de Ciclo de Formación al Entorno Laboral depende de la Dirección de Prácticas Profesionales, y está contemplado en el plan de estudio de la carrera de todos los estudiantes de esta Alma Mater. Un proceso de formación integral en un contexto cada vez más exigente, teniendo en cuenta la política de la actual administración del doctor Pablo Vera Salazar, rector de UNIMAGDALENA, “Por una universidad más incluyente e innovadora” donde la gente es lo primero.

“Esta formación debe estar ligado al campo profesional específico de los estudiantes para contribuir a su desarrollo integral, teniendo en cuenta que estas están establecidas en el plan curricular de la carrera como requisito indispensable previa a las prácticas profesionales”, apuntó Manjarres Fernández.

Los talleres se realizan en las metodologías presencial y virtual, y son: Trabajo en equipo y comunicación asertiva, Relaciones interpersonales y ética profesional, Lectura y escritura critica, Resolución de conflicto y liderazgo y Hoja de vida y entrevista. Cada una de estas áreas compone elementos teóricos y prácticos que permite a los matriculados fortalecer y conocer ciertas habilidades para articular los conocimientos adquiridos en su proceso académico al entorno profesional.

Actualmente según el reporte de la Dirección de Prácticas Profesionales, hay cerca de 1.500 estudiantes de todas las áreas interesados en los talles de ciclo de formación, creando así una valiosa cercanía de las exigencias del mercado laboral frente procesos de detección de debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades de los egresados en lo que será su entorno laboral el resto de sus vidas.

 

 

Deja un comentario