UNIMAGDALENA lidera proyecto de Arqueología Preventiva en el Centro Histórico de Santa Marta

A través de excavaciones, 500 fueron los elementos hallados, entre cerámicas, metales, fragmentos de loza colonial y vidrios, mientras se adelantaban procesos de inserción de tubería  en el Centro Histórico de la ciudad.

La Universidad del Magdalena, a través de la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social, en convenio con el Sistema Estratégico de Transporte Público – SETP; lideran el proyecto de investigación  ‘Arqueología Preventiva del Centro Histórico de la Ciudad de Santa Marta’, en el cual la Institución a partir de elementos antiguos encontrados, reconstruye la historia de nuestra ciudad.

Dado el compromiso del SETP de gerenciar las adecuaciones necesarias para la implantación del sistema de movilidad, se vienen desarrollando diversas intervenciones en el Centro Histórico de Santa Marta,  los cuales han contado con la supervisión de arqueólogos, dadas las características patrimoniales del sector. Es así como en cercanías del cementerio San Miguel se hallaron importantes elementos arqueológicos que nos hablan de cómo era la vida en la colonia y la república temprana.

En la actualidad, los hallazgos, que en su mayoría son fragmentos de botellas, botellas completas, clavos, fragmentos de cerámica, hacen parte de la colección de arqueología de la Universidad del Magdalena y están debidamente registrados ante el Instituto Colombiano de Antropología e Historia –ICANH-. La información recolectada, nos permite inferir que la ciudad se extendía, desde el siglo XVIII, hasta lo que es hoy la carrera nueve. De tal forma que el cementerio San Miguel era el último emplazamiento de la ciudad, antes de adentrarse en el camino que llevaba a Mamatoco.

Sobre los hallazgos, los análisis hablan de botellas que contenían licor, remedios y perfumes, albergando una temporalidad desde el siglo XVII hasta el siglo XX.

Valga señalar que la aplicación del programa de arqueología preventiva, que supuso la capacitación de obreros y la sensibilización del personal, permitió que ante los hallazgos se aplicaran los protocolos de prevención que, en este caso han demostrado ser exitosos.

Cabe resaltar que, estudiantes e investigadores de la Universidad del Magdalena, trabajan en la reconstrucción y desarrollo de la parte histórica de este material. Las actividades se han venido abriendo desde el mes de marzo y se espera que culminen a finales del año en curso.

“Este proyecto ha permitido que algunos estudiantes de la Universidad del Magdalena tengan un espacio para hacer su trabajo de grado. En la medida que adquieren competencias profesionales, ayudan con la investigación cuyos resultados finales serán avalados por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia” señaló Anghie Prado Mejía egresada del programa de Antropóloga de la Alma Mater y coordinadora del proyecto.

La arqueología a partir de los restos materiales estudia sociedades desaparecidas o que han vivido hasta la actualidad, permitiendo así preservar y conservar los conocimientos culturales y sociales de las comunidades que se estudien, tiene como objetivo contribuir al conocimiento sobre la realidad humana, estudiando la realidad a largo plazo.

Deja un comentario