Red de Biblioburros de Cajamag con mirada internacional

El trabajo que hace la Biblioteca Cajamag a través de la red de Biblioburros, llamó la atención del periodista australiano Andrew James Wigth, quien visitó la zona donde se desarrolla esta labor social y constató el impacto logrado en la población beneficiada.

James Wigth quien cubre noticias e historias sobre ciencia, educación e innovación para distintos medios extranjeros, en cuanto supo de la tarea de la Caja de Compensación Familiar del Magdalena en el área rural, se interesó por conocer más a fondo sobre la manera como son transportados los libros en burro hasta las comunidades.

La jefe de programas especiales de la Biblioteca Cajamag, Addys Martínez fue la encargada de recibir la visita del reportero internacional y conducirlo a Vereda La Planada y la comunidad indígena Zalemakú Sertuga en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, dos de las muchas localidades a los que llega la lectura gracias a la estrategia implementada por la red de Biblioburros.

“Estamos muy entusiasmados por el interés que genera este trabajo cultural y educativo en el periodismo internacional. Aprovechamos la oportunidad para dar a conocer al mundo por medio de Andrew, nuestro deseo de incentivar la lectura en las zonas rurales y aportar al crecimiento cultural y educativo especialmente en la población infantil”, dijo la funcionaria de Cajamag.

Por su parte, el periodista Andrew James, agradeció la atención brindada desde la Caja de Compensación Familiar del Magdalena y felicitó a las directivas, por liderar este tipo de iniciativas que contribuyen al desarrollo social de la región.

“Por lo que había leído y me habían contado, venía con una visión de que iba a ser algo muy lindo, sin embargo, vivir la experiencia de manera personal supera cualquier expectativa y terminas impresionado al ver no solo los burros haciendo el recorrido, sino toda la infraestructura y tecnología que se ha implementado para cumplir la misión en cada uno de los beneficiados”, señaló James.

Para el comunicador social, lo que más le resultó impactante, fue la emoción que se percibe en los niños y niñas cuando tienen un libro en sus manos y participan de las jornadas de juegos e integración cultural que realiza Cajamag.

Andrew James Wigth, quien terminó fascinado con el recorrido que hizo por las comunidades a donde llega el Biblioburro, dijo que tiene pensado contar cada uno de los detalles que percibió en un reportaje que buscará publicar en diferentes medios de América y Europa.

Deja un comentario