Vamos a darle agua a Santa Marta y seguiremos llevándola a Magdalena: el MELLO

La articulación de un acueducto regional que integre los municipios de Ciénaga, Pueblo Viejo, Santa Marta y el corregimiento de Palermo en Sitionuevo; es la apuesta del MELLO para acabar definitivamente con esa crisis que agobia a Santa Marta y que debe llegar a más lugares en Magdalena._

La metamorfosis a la que está abocada el departamento del Magdalena, inició hace ocho años cuando el MELLO fue elegido como gobernador y logró hacer de la administración departamental una entidad viable financiera y administrativamente.

Durante los primeros cuatro años de administración, el MELLO logró reorganizar administrativamente el presupuesto de gastos para sanear las finanzas y cubrir una deuda pública histórica, que no permitía avanzar hacia nuevos proyectos.

Ahora el Magdalena está llamado a ser modelo de gobernabilidad y desarrollo humano a nivel regional, y para ser modelo requiere consolidar elementos básicos como la seguridad, el empleo, la salud, la competitividad y por supuesto: el agua potable como componente fundamental de la calidad de vida.

El MELLO está analizando junto con un gran equipo de especialistas, un estudio para el fortalecimiento de la infraestructura sanitaria de Santa Marta, con estabilidad para los próximos 50 años. Proyecto con el que no sólo se superaría la crisis por desabastecimiento en Santa Marta, sino también en los municipios a los que les hace falta el suministro.

“En los próximos 4 años vamos a traer al agua a todos los hogares samarios y vamos a seguir llevándolo a los hogares del Magdalena. Revisamos todas las alternativas, entre esas la planta desalinizadora pero aunque resulta una inversión de bajo costo, la operación es tres veces más costosa y el impacto lo sentirían los samarios en sus bolsillos, si algo tenemos claro es que vamos a proteger el bolsillo de los samarios y magdalenense”. Indicó el MELLO en su discurso.

El estudio que menciona el MELLO, analiza las diferentes alternativas con las que se podría superar el déficit histórico por falta de fuentes de abastecimiento que agobia a Santa Marta desde hace más de 20 años. “Estudiamos las opciones de suministro a partir de los ríos de la Sierra Nevada, pero esta opción solo nos daría agua durante 15 años, pero en una ciudad y un departamento que proyectamos hacia el futuro necesitamos agua para los próximos 50, 80 o 100 años”. Explicó.

La alternativa más viable, sería la de tomar el agua desde el río Magdalena, que es el mismo afluente del cual se surte Barranquilla, y que es considerada una de las mejores aguas del país. Sin embargo, el MELLO comprometió a los congresistas asistentes para que ese recurso sea dispuesto por el gobierno nacional y que no se genere ningún impacto en el bolsillo de los magdalenenses.

“Que sea un servicio 24 horas y los siete días a la semana pero que paguemos un menor precio sobre la factura, en comparación a lo que hoy pagamos por el pésimo servicio que recibimos en Santa Marta”. Puntualizó.

Después de ampliar y mejorar los índices en los servicios de educación, en lo últimos ocho años, mediante la construcción de centros de desarrollo Infantil, y las adecuaciones necesarias para los comedores donde los niños y niñas del Magdalena consumen los alimentos del PAE, el MELLO continuará fortaleciendo los escenarios de crecimiento educativo.

La rehabilitación de vías terciarias y secundarias vuelve a ser una apuesta de gobierno sobre todo para disminuir los tiempos y costos de los productos que nos provee en los mercados municipales.

“Tengo identificado lo que se debe mejorar y tengo claro lo que se debe fortalecer por el bienestar de los ciudadanos del departamento del Magdalena”. Empleo, salud, competitividad y seguridad serán las prioridades del MELLO en el período 2020-2023, a partir de relaciones políticas transparentes, corresponsabilidad ciudadana, instrumentos gerenciales, legales y fiscales para el gobierno del Magdalena.

Deja un comentario